Publicado el 29 de junio de 2021

EL MASTERIZADO PROFESIONAL

En Gradepunk sabemos que como todo en la vida, cada proceso tiene un final ¿no?, un momento en el cual llegar a la meta de aquello que nos hemos propuesto. Y ¿cuál es esa meta de nuestros videos? ¡Pues claro, el masterizado!

Sin embargo, ¿nunca te ha pasado que exportas en diferentes formatos pero no tienes claro qué es lo que  mejor te conviene para diferentes plataformas y usos? Bueno, pues ponte cómodo y vamos a charlar un rato sobre las posibilidades de masterizado que tienen tus vídeos.

Comencemos con el formato más común: el máster en formato ProRes.

ProRes es un formato de compresión de vídeo desarrollado por Apple. Es ampliamente utilizado en la industria del cine y la televisión debido a su alta calidad y eficiencia de almacenamiento. El ProRes es perfecto para proyectos que requieren una alta fidelidad visual y flexibilidad en la postproducción.

A lo largo de los años, Apple ha lanzado varios tipos de ProRes, cada uno con diferentes características y usos específicos. Aunque los tipos que más utilizamos son:

ProRes 422: Este es el tipo más básico de ProRes, pero no te dejes engañar por eso, ¡todavía es excelente! Es ideal para proyectos de calidad estándar y se utiliza ampliamente en la edición de vídeo profesional. Proporciona una buena relación entre calidad y tamaño de archivo, lo que significa que puedes obtener videos de alta calidad sin ocupar demasiado espacio en tu disco duro. Normalmente suele sacarse de cara a los proxys de montaje, para garantizar que todas las tomas tengan una buena calidad pero que su uso, corte y edición en el timeline sea súper ágil.

ProRes 422 HQ: Aquí es donde subimos un poco el nivel. El ProRes 422 HQ ofrece una calidad superior a su hermano menor, el ProRes 422. Es perfecto si estás buscando una reproducción de color excepcional y una mayor precisión en los detalles. Nosotros lo utilizamos especialmente para enviar nuestros previos de color, subidas a Vimeo, validaciones de cliente… porque nos permite generar archivos con una reproducción relativamente fidedigna al máster final de color, que al mismo tiempo, se puedan enviar y compartir con nuestros clientes a toda velocidad.

ProRes 4444: Aquí es donde las cosas se ponen interesantes. El ProRes 4444 es una maravilla cuando se trata de la calidad de imagen. Es compatible con canal alfa, lo que significa que puedes tener transparencias y VFX sin pérdida de calidad. Si estás trabajando en una producción que requiere una calidad de imagen impecable y necesitas tener el control total sobre los detalles, el ProRes 4444 es tu elección.

ProRes 4444 XQ: Aquí llegamos a la joya de la corona. El ProRes 4444 XQ es el tipo de ProRes más avanzado y ofrece la mejor calidad posible. Tiene una tasa de bits muy alta, lo que significa que captura hasta el más mínimo detalle en tu video. Es perfecto para producciones cinematográficas, proyectos de alta gama y flujos de trabajo de postproducción exigentes. Sin embargo, debes tener en cuenta que los archivos resultantes serán significativamente más grandes en comparación con los otros tipos de ProRes.

Otro formato popular en el que podemos trabajar es el máster en formato DNxHD y su hermano HDxHR. DNxHD y DNxHR son dos familias de formatos de compresión de vídeo desarrollados por Avid Technology. Ambas ofrecen alta calidad y eficiencia de almacenamiento, pero se diferencian en algunas características clave:

Resolución: La principal diferencia radica en la resolución admitida por cada familia. DNxHD se diseñó principalmente para trabajar con resoluciones de hasta 1080p (Full HD), mientras que DNxHR fue desarrollado para manejar resoluciones más altas, incluyendo 2K, 4K, 8K y más. DNxHR amplía las posibilidades de trabajo en proyectos con resoluciones de alta gama.

Flexibilidad de bitrates: DNxHD se basa en bitrates fijos, lo que significa que hay un conjunto limitado de opciones de bitrate disponibles. Por otro lado, DNxHR ofrece una mayor flexibilidad en términos de bitrate. Permite la configuración de bitrates variables, lo que brinda más control sobre la calidad y el tamaño del archivo en diferentes situaciones.

Escalabilidad: DNxHR es una familia más escalable en comparación con DNxHD. Ofrece diferentes perfiles, como HQX, HQ, SQ y LB, que se adaptan a diferentes niveles de calidad y requisitos de almacenamiento. Esto proporciona más opciones para elegir la configuración que mejor se ajuste a las necesidades específicas de un proyecto.

Soporte para HDR: A medida que el contenido de vídeo en HDR (alto rango dinámico) se vuelve más popular, DNxHR ofrece una ventaja sobre DNxHD. DNxHR es compatible con metadatos HDR y permite trabajar con imágenes de alto rango dinámico de manera más eficiente, preservando detalles en las luces y sombras.

En resumen, DNxHD se centra en resoluciones de hasta 1080p y ofrece una gama limitada de opciones de bitrate, mientras que DNxHR es más flexible en términos de resolución, bitrate y perfiles de calidad. DNxHR también brinda soporte mejorado para contenido en HDR. Ambas familias son populares en la industria del cine y la televisión, pero la elección entre DNxHD y DNxHR dependerá de la resolución, calidad y requisitos de almacenamiento de tu proyecto específico.

Tampoco queremos olvidarnos del formato más versátil: el máster en formato ProRes RAW. Esta innovadora tecnología combina la eficiencia del códec ProRes con la flexibilidad y la capacidad de manipulación del RAW. Este formato, toma las señales de imagen directamente del sensor de la cámara, conservando todos los datos originales sin realizar una compresión intensiva. Esto significa que el formato permite una mayor flexibilidad en la postproducción, ya que brinda más margen para ajustar la exposición, el balance de blancos, el color y otros aspectos de la imagen sin comprometer la calidad. Cosa que, como comprenderás, a los coloristas nos encanta.

Finalmente, volvemos a un clásico de usuario que posiblemente te suene si has grabado vídeo con la cámara que te regaló tu tía en la comunión: la opción más ligera y fácilmente accesible, el máster en formato H.264. Este códec altamente comprimido es ampliamente compatible y se utiliza comúnmente para la distribución en línea y la transmisión en tiempo real. Aunque la calidad puede verse comprometida en comparación con otros formatos, sigue siendo una excelente opción para proyectos con restricciones de ancho de banda o almacenamiento. Especialmente porque muchas veces los proyectos en los que trabajamos, aunque vengan rodados con cámaras profesionales, necesitan masters para Instagram o TikTok, por lo que, este formato es idóneo para que nuestros clientes suban sus contenidos tal cual los están viendo, sin que las aplicaciones les hagan ningún tipo de compresión adicional.

Como ves, podemos decir que hay un máster para cada necesidad y, lo más importante, es entender que todos son igual de válidos: lo esencial es entender hacia dónde vas a destinar tu vídeo y no perder tiempos de render exportando un master en un formato y calidad que al final, nunca vayas a usar. 

En Gradepunk, no solo nos encontramos con que al día tenemos que hacer muchos masterizados en diferentes formatos, sino que ofrecemos nuestra asistencia y apoyo, a aquellos proyectos y profesionales que tengan dudas sobre la conveniencia de unos formatos u otros. En Gradepunk valoramos a las personas y las metas que tengan cada proyecto y buscamos siempre adaptarnos a tus necesidades y personalizar cada proceso que asumimos en nuestro campo de la postproducción. Así que, venga, no seas tímido, ¿trabajamos juntos?

Blog, Proyectos

/ 13 de septiembre de 2023

TREGUA(S): DE PRINCIPIO A FIN

Blog, Proyectos

/ 30 de mayo de 2023

SUPERGARCÍA, DE MOVISTAR+: UN COLOR DIFÍCIL DE NO COMENTAR

ASEDIO

Proyectos

/ 24 de mayo de 2023

ASEDIO, LA PELÍCULA DE MIGUEL ANGEL VIVAS SE COLOREA EN GRADEPUNK