EL DOBLE PERFIL DEL COLORISTA: CONOCIMIENTOS TÉCNICOS – PARTE 1

La dualidad en el perfil del colorista

La figura del colorista, tal y como la conocemos hoy en día, es bastante reciente dentro de la historia del cine y el audiovisual. Empezó a establecerse con la llegada del digital a la cinematografía, sustituyendo poco a poco la figura del etalonador.  La evolución del perfil del colorista, junto a las nuevas tecnologías y los nuevos flujos de trabajo digitales, nos han obligado a ampliar y adaptar nuestros conocimientos a este nuevo modo de trabajar el color en el audiovisual.

Conocimientos que debe tener un colorista

Ahondando un poco más en los conocimientos que un colorista debe tener, es recomendable separarlos en las dos vertientes más importantes: la técnica y la teórica-creativa.

La parte técnica es esencial para el entorno en el que se desarrolla nuestro trabajo, es indispensable conocer, entre otras cosas, los formatos y códecs con los que se trabaja, cómo funciona el material de cada cámara, la diferencia entre RAW y material procesado, etc. Si no, te va a resultar muy difícil comunicarte con el director de fotografía y el resto de compañeros de la fase de montaje y postproducción.

Por otro lado, la parte teórica y creativa, es algo más subjetiva. Aparentemente no es tan importante para el trabajo del colorista, y sin estos conocimientos, también podrías trabajar en el mundo del color. Pero sí es verdad que, teniendo ciertos conocimientos sobre cinematografía, luz, armonía del color, pintura… te ayudará a marcar la diferencia en tu trabajo, a aportar un punto de personalidad en tus proyectos, y sobre todo, comprenderás mejor el trabajo del director de fotografía, así como, del departamento de arte, maquillaje o vestuario, ya que todos éstos afectan a tu trabajo posterior.

Hoy vamos a hablar, de manera resumida, de los puntos más importantes desde nuestro punto de vista en el ámbito técnico. En el artículo de la próxima semana, hablaremos del lado teórico, artístico y creativo.

Conocimientos técnicos

  • Códecs y formatos

El formato (también conocido como cápsula) es el ‘contenedor’ y el códec es lo que ’contiene’ (profundidad de color, muestreo, etc.). Por ejemplo, un formato QuickTime, puede contener ProRes 4444, ProRes 422 HQ, H264, etc.
Según el códec utilizado, tendremos un tipo de compresión u otra, por lo tanto, más información o menos. También, debemos diferenciar entre códecs procesados como el ProRes 4444, en el que toda la información (ISO, espacio de color, curva de gamma, etc.) sale quemada sobre nuestra imagen; o un archivo
RAW, que lo procesamos nosotros en nuestro software de corrección de color, pudiendo variar los parámetros anteriores.
Por último, conviene nombrar que existen varios tipos de códecs según su uso: los nativos, que son los códecs de cámara; los de intermediación, que son los códecs que se utilizan para trabajar durante montaje y postproducción; y los de masterización, que son los códecs en los que sacamos nuestra pieza final según a la plataforma que esté dirigida.

colorista, EL DOBLE PERFIL DEL COLORISTA: CONOCIMIENTOS TÉCNICOS – PARTE 1

  • Gestión de color

Es la parte más compleja y posiblemente más extensa. Se abren muchos caminos a partir de aquí, por lo que vamos a nombrar únicamente los conceptos más importantes que podremos encontrarnos en el día a día del trabajo de un colorista:

Espacios de color:

Un espacio de color, más correctamente conocido como gamut, indica la gama de colores que se pueden representar. En nuestro caso, a través de un monitor, pero también puede ser en una cámara, un proyector, en una impresión, etc.
Debemos conocer el espacio de color en el que nos vienen los brutos de cámara, el espacio de color en el que vamos a trabajar y el espacio de color de salida de nuestro master. A la hora de preparar un proyecto, lo más importante es la coherencia entre un espacio y otro, sobre todo el espacio en el que estamos trabajando y el espacio al que va dirigido nuestro proyecto.
En relación a los espacios de color en el que trabajan las cámaras, cada fabricante tiene el suyo (uno o varios) propio: ARRI trabaja en ARRI Log C; RED en DRAGONColor, RedWideGamut, etc. Sony en S-Gamut3.Cine… En lo que sí coinciden todos es que suelen ser de amplio gamut, es decir, tiene una amplia representación de colores. Por otro lado, los espacios más comunes de trabajo y de salida son: sRGB para internet, Rec. 709 para broadcast y DCI-P3 para cine.

colorista, EL DOBLE PERFIL DEL COLORISTA: CONOCIMIENTOS TÉCNICOS – PARTE 1

Monitores y calibración:

Tan importante como conocer los espacios de color en los que estamos trabajando es donde los vemos. Por ello, un monitor capaz de representar los espacios de color de vídeo es esencial para el colorista. Pero la cosa no acaba aquí, y es que, el monitor necesita una correcta calibración dónde ajustemos los parámetros clave del espacio en que vayamos a trabajar: luminancia, temperatura de color, nivel de negro y gamma.
Es recomendable calibrar el monitor de forma periódica, ya que con el uso diario se van perdiendo los ajustes marcados.
Insistimos de nuevo en la coherencia a la hora de trabajar: si nuestro espacio de color de trabajo (y de salida) es un Rec. 709, nuestro monitor debe mostrar un Rec. 709.

colorista, EL DOBLE PERFIL DEL COLORISTA: CONOCIMIENTOS TÉCNICOS – PARTE 1
Resolve Color Management:

Desde la versión 12 de DaVinci Resolve, se incorpora la opción de una gestión de color más avanzada para nuestro proyectos.
Con la opción que viene por defecto, DaVinci YRGB, el propio software nos deja el proyecto preparado automáticamente para trabajar en el espacio de color Rec. 709 Gamma 2.4. En este modo podrás cambiar el espacio de color de trabajo, pero no el de entrada y salida. Si seleccionamos la opción DaVinci YRGB Color Managed, tendremos libertad para seleccionar nosotros mismos el Input Color Space (el espacio de nuestros brutos), Timeline Color Space (nuestro espacio de trabajo) y Output Color Space (hacia dónde va dirigido nuestro proyecto: ¿TV, Internet, sala de cine…?).

Es un tema delicado, pues se necesitan conocimientos avanzados para la correcta gestión del color. A no ser que tengáis un proyecto complejo entre manos, que esté rodado con distintas cámaras, y a consecuencia de ello con distintos espacios de color de entrada, no es necesario hacer este tipo de gestión de color. Aún así, está muy bien conocerlo y saber que DaVinci te ofrece esa posibilidad.
Otra opción que tenemos en Resolve Color Management es ACES, el cual nombraremos más tarde.

colorista, EL DOBLE PERFIL DEL COLORISTA: CONOCIMIENTOS TÉCNICOS – PARTE 1Hardware:

No será indispensable saber todo acerca de tu máquina, pero sí te será de utilidad conocer ciertas cosas sobre ella. Será muy importante para nosotros la GPU y el tipo de almacenamiento con el que trabajamos, sin olvidarnos de la memoria RAM, nuestro procesador, etc.
Cada software tiene unos requerimientos mínimos, y cada software tiene mejor compatibilidad con unas tarjetas gráficas u otras. Por ejemplo, DaVinci Resolve funciona mejor con doble tarjeta gráfica, mientras que otros programas lo hacen mejor con una. Todo esta información la podréis encontrar en los manuales de usuario de cada software.
Respecto al almacenamiento, se abren muchas cuestiones: ¿almacenamiento externo o interno? ¿HDD o SSD? ¿seguridad o rapidez? Evidentemente, cuanto más rápido sea tu disco duro, mejor podrás trabajar, pero debes tener en cuenta otras cuestiones como: ¿cuánto volumen de almacenamiento necesito?, ¿tengo copia de seguridad?, ¿qué conexiones tiene mi ordenador?, etc. Si con tu almacenamiento no puedes trabajar suficientemente rápido, recuerda nuestro artículo dónde te contamos cómo optimizar tu flujo de trabajo borrando el cache acumulado innecesario

Nuevas tecnologías:

En nuestro ámbito es primordial estar al tanto de los avances tecnológicos que marcan el rumbo del trabajo del colorista. A día de hoy tenemos dos frentes abiertos de los que habrás oído hablar: ACES y HDR.
ACES (The Academy Color Encoding System) lleva ya un tiempo implantándose. Nos llega desde Hollywood creado por la Academy of Motion Pictures Arts and Sciences y pretende ser el estándar de color en la industria cinematográfica, tanto para la producción, como para la postproducción y distribución. Tiene puntos muy interesantes, como que si nosotros coloreamos en el espacio Rec. 709 y necesitamos sacarlo también para DCI-P3, la conversión se hace de manera automática.

HDR, la tecnología que ha marcado gran parte de este NAB 2018. Muy importante diferenciar el HDR conocido en fotografía con el nuevo HDR para vídeo. A grandes rasgos, el HDR en vídeo nos aporta una mayor profundidad de color, lo cual es un regalo para los coloristas, pues nos da más libertad desde el punto de vista creativo. Pero también nos trae una serie de cambios, tanto en el modo de trabajar como en la emisión.  Sobre todo por la necesidad de trabajar con monitores que soporten la alta luminancia del HDR y el amplio espacio de color.
Pronto hablaremos más sobre ello en un artículo.

colorista, EL DOBLE PERFIL DEL COLORISTA: CONOCIMIENTOS TÉCNICOS – PARTE 1

Como veréis, con cada apartado se abre un mundo de posibilidades y es imposible profundizar en todo, y esto ya depende de ti. Esperamos que os haya servido de ayuda, al menos para crearos la necesidad de seguir aprendiendo un poco más cada día. Y Si os ha gustado no os podéis perder el post de la semana que viene en el que completaremos el articulo hablando del perfil creativo y artístico del colorista. 

Si tenéis algún tipo de duda, inquietud, pregunta o lo que sea, ya sabéis nos podéis escribir a hey@gradepunk.es y os contestaremos lo antes posible.

Comentarios (2)

colorista, EL DOBLE PERFIL DEL COLORISTA: CONOCIMIENTOS TÉCNICOS – PARTE 1
David

Excelente artículo. Saludos desde Uruguay

colorista, EL DOBLE PERFIL DEL COLORISTA: CONOCIMIENTOS TÉCNICOS – PARTE 1
Dani Aránega

Gracias David, nos alegramos de que te guste. Saludos!!

Dejar un comentario

Enviar Comentarios