ACES Y WORKFLOW: PARTE II

Gestión de color con ACES

Tras la publicación del primer artículo de ACES recibimos por sorpresa un correo de Steve Tobenkin y Alex Forsythe, miembros del equipo desarrollador de ACES y de la Academia de Artes y Ciencias Cinematográficas de Hollywood. Tuvimos el placer de mantener una interesante reunión online en la que hablamos del desarrollo de ACES y de la inserción de este sistema de gestión de color en España. Esperamos poder transmitiros pronto más sorpresas y novedades.

En este segundo artículo vamos a hablar sobre la serie de transformaciones que ocurren internamente en ACES cuando escogemos este color management. Antes de entrar en materia nos gustaría remarcar que esta serie de artículos está centrada sobre todo en coloristas y asistentes ante todo, así como DITs y resto de postproductores; pronto hablaremos de ACES en el ámbito del rodaje (producers, DOPs, etc.)

ACES, ACES Y WORKFLOW: PARTE II

Recordemos (otra vez) que ACES no es un espacio de color nativo de ninguna cámara ni monitor, ACES es un espacio intermediario que puede contener cualquier espacio nativo de captación (ARRI, Sony, Panasonic…) o espacio de visualización (Rec. 709, DCI-P3, etc.), y que nos ayuda a mejorar y estandarizar la gestión de color en postproducción. Concretamente ACES se define como un Framework Color, un concepto que nos facilitó Fabián Mata, un lector del blog que ha estado encargado de traducir la documentación oficial de ACES al español.

¿Qué pasa en mi software de postproducción cuándo elijo trabajar con ACES?

A continuación vamos a explicar los conceptos clave que hay desde que ingestamos nuestro material en el software elegido hasta que lo visionamos en nuestro monitor de referencia. Después veremos un pipeline de manera gráfica, el pipeline recomendado que deberíamos seguir al trabajar con ACES.

Los pasos, uno a uno:

ACES Input Transform (IDT – Input Device Transform)

Esta será la primera de las transformaciones, la que da paso al inicio del flujo de trabajo en ACES. El espacio de color nativo de nuestro archivo de vídeo (como por ejemplo, el Log-C de ARRI o el V-Log de Panasonic) se transformará al espacio de color nativo de ACES (el AP0) mediante una IDT. Cabe remarcar que las IDT son creadas por las propias marcas de cámara.

*No vamos a ahondar en temas más técnicos, pero nos gustaría remarcar que el espacio nativo de ACES (AP0) no suele ser el espacio de trabajo, ya que para el colorista es algo difícil porque cambia el manejo de las ruedas de color… para ello, ACES creó el espacio AP1 (más reducido) en el que la respuesta de las bolas de color son más parecida a lo que estamos acostumbrados.

ACES Look Transform (LMT – Look Modification Transform)

En la cadena lógica de operaciones, entre el paso anterior y este, estaría el trabajo creativo del colorista (después lo veremos en el pipeline). Para entendernos, el LMT sería el equivalente a aplicar una LUT (aunque a nivel teórico es totalmente distinto) con fines creativos tras las corrección de color, por lo que es un paso opcional. Además, no todos los software soportan este tipo de transformaciones aún. Un ejemplo de uso sería aplicar un ‘Day for night’ o emulación de película. Si quieres saber más sobre esto, visita este enlace.

RRT (Reference Rendering Transform)

Esta es una transformación invisible para el colorista, algo automático que va ligado a la ODT. Técnicamente lo podríamos definir como “el motor de render de ACES”. Esta transformación crea una “imagen virtual” representada en el espacio de color completo de ACES, y es el paso previo a la representación final en nuestro monitor de referencia, de lo que se encarga la ODT.

ACES Output Transform (ODT – Output Device Transform)

Es el paso final en la cadena de ACES, y lo que hace es convertir la imagen virtual en una imagen real adaptada al espacio de color que hayamos elegido en nuestro workflow (P3, Rec. 709, SRGB…). De esta manera, amoldamos la imagen a nuestro monitor de referencia.

El pipeline de ACES

Vistos los conceptos, solo nos faltaría ver el orden práctico de cómo lo trabajaríamos. A continuación podemos ver un ejemplo de Pipeline extraído de la guía de postproducción de Frame.io (muy recomendable).

ACES, ACES Y WORKFLOW: PARTE II

Como comentábamos, varios de estos pasos son procesos internos de los cuáles ni nos enteraremos. Aún así, es totalmente recomendable conocer la teoría para saber de qué estamos hablando y qué estamos haciendo en cada momento… aunque a nivel práctico, todo se simplifica. Estamos preparando un post-tutorial práctico en el que explicaremos cómo trabajar con ACES en DaVinci Resolve, ¡os mantendremos al tanto!

PARTNERS Y COLABORADORES (LA INDUSTRIA DE ACUERDO, POR FIN)

Parecía que nunca iba a llegar el momento, pero gracias a ACES, las empresas más potentes de la industria cinematográfica se han puesto de acuerdo (al menos en parte, tampoco tiremos cohetes) para facilitar la gestión de color a lo largo del proceso de creación cinematográfica. Marcas tan importantes como ARRI, Blackmagic Design, FilmLight o SGO; casas de postproducción de la talla de MPC y Industrial Light & Magic; y estudios como Warner Bros. o Walt Disney Studios, se han convertido en partners y colaboradores de la Academy of Motion Picture Arts and Sciences, ayudando en ámbitos técnicos y científicos para testear y mejorar continuamente el ACES.

Hasta aquí esta segunda parte de esta entrega sobre ACES. Una vez hayamos interiorizado todos estos conceptos, sólo nos falta ponerlo en práctica en nuestro programa de postproducción. Pronto os hablaremos, desde el punto de vista práctico, sobre como utilizar ACES en tus proyectos y que así puedas gestionar el color desde la ingesta hasta los deliveries.

¡Salud y color!

Posts Relacionados

Comentarios (2)

Una pena que no haya mención alguna al curso que han hecho conmigo en ninguno de los dos articulos.

Hola Edi, no te preocupes que lo modificamos y lo nombraremos. Es un artículo que escribimos poco a poco durante un largo tiempo y se nos pasó hacerlo!

Dejar un comentario